Buscar este blog

sábado, 22 de julio de 2017

Saga Studs in spurs por Cat Johnson (+18)

1-. Unridden


Cuando los chicos de campo conocen a una chica de ciudad, todo el mundo está preparado para un paseo salvaje.
Slade Bower y Mustang Jackson están viviendo la gran vida en el circuito de monta de toros profesional. El premio en dinero es grande, los toros son de calidad y las mujeres están dispuestas. Pero les falta algo.

Para Slade, el despertar en una ciudad diferente, con una mujer diferente cada mañana es una tendencia cada vez menos atractiva. Incluso los intentos creativos de Mustang para avivar las cosas no ayudan. Entonces viene una gran autora de ciudad que no es como nadie que hayan conocido alguna vez. Algo en ella hace que Slade se siente y tome nota, y Mustang está siempre listo para todo.

La escritora de romance Jenna Block tiene un problema: su agente piensa que un libro de vaqueros hará que su carrera despegue. Como neoyorquina que es, no conoce vaqueros, ni sobre el papel ni en la vida real. Por suerte para ella hay dos vaqueros listos, dispuestos y capaces de sacarla de su zona de confort en cada forma posible… y algunas formas que ella no había contado.

2-. Bucked



Este vaquero está buscando más que una monta de ocho segundos.
Mustang Jackson hace dos cosas, montar toros y amar a las mujeres. Así que la lesión que lo saca de la arena le deja sólo con una forma de ganarse la vida. Desafortunadamente, cobrar por ser un semental delante de la cámara no es tan divertido como las conquistas privadas. Cuando ve a la pequeña Sage Beckett, sin las gafas, brackets y coletas que él recuerda, pasar tiempo en su ciudad natal de repente se vuelve algo mucho más interesante.

Sage estaba enamorada de Michael desde mucho antes de que empezara a usar ese ridículo apodo “Mustang”. Aunque por lo que ha oído sobre las muescas de su hebilla, el hombre hace honor a este. En el pasado, él siempre veía a través de ella. Ahora que está de nuevo en casa, ella está decidida a capturar y domesticar a este salvaje semental sin importa lo que tenga que hacer.

Ella tiene la intención de satisfacer su curiosidad y seguir adelante, pero con cada toque está menos segura de que alguna vez lo vaya a expulsar de su sistema. Una vez acorralado entre sus brazos, Mustang se encuentra pensado que ser domesticado puede no ser tan malo después de todo.
Salvo que, una vez ella se entere de su trabajo, bien podría no quedarse para la siguiente ronda.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

*Recuerda visitar nuestra BIBLIOTECA para encontrar el contenido que desees.
*No enviamos archivos por correo.
*No olvides dejarnos tu opinión sobre los libros que has leído ;)