Buscar este blog

domingo, 5 de marzo de 2017

Serie Los Guerreros del Viento por Bonnie Vanak

1-. El Halcón y la paloma


En 1892, la americana Elizabeth Summers acompaña a su tío en una excavaciones arqueológicas por Egipto en busca de una pieza muy especial, el Almah. Aunque Elizabeth trata de hacerse un hueco en las excavaciones, el hecho de ser mujer hace que su tío la relegue a la catalogación de las piezas. 

Como sus antepasados, El jeque Jabari y sus guerreros del viento tienen la misión de velar y proteger al Almah de los infieles, en nombre de su reina Kiya. Cuando Elizabeth descubre dónde está enterrado el preciado tesoro, Jabari la rapta para evitar que los de su clan la ajusticien por profanar sus tierras y la lleva a su harén. Pese a todo Elizabeth y Jabari surge una intensa atracción. 

La mancha en forma de paloma sobre el cuerpo de la joven confirma a Jabari que está ante la reencarnaión de la reina Kiya, quien, como anunciaba la profecía, ha vuelto para entregar su amor al jefe de los guardianes y hacerle feliz.


2-. El tigre y la tumba


La única opción que Lady Katherine tiene para evitar que su padre sea injustamente acusado de ladrón es robar ella misma el mapa de una tumba perdida y encontrar el tesoro que se esconde bajo tierra. 

Lo que Catherine desconoce es que Ramses, su adversario, en uno de los hombres más peligrosos del desierto; un auténtico seductor que derrite a cualquier mujer con su mirada color ámbar, las caricias de sus labios y la delicadeza de sus brazos. Así, y a pesar de todas sus precauciones, la joven dama sucumbe al encanto d aquel al que llaman el tigre y se entrega a él en las arenas del desierto.


Sólo después, ambos descubrirán que sus vidas estaban ya predestinadas desde el tiempo de los ancestros para compartir el amor que se profesan en la más salvaje de las aventuras que puedan imaginar.

3-. La cabra y la concubina



Desde el momento en que rescata a Badra del jefe Fareeq, Khepri, un guerrero Khamsin del viento, ha dedicado su vida a mantenerla a salvo. A medida que pasa el tiempo, sus sentimientos de protección se transforman en algo mucho más fuerte. Khepri está ansioso por casarse con Badra y poner el mundo a sus pies, pero a pesar de que Badra corresponde a sus sentimientos, el tratamiento brutal a manos del jefe Fareeq provocó en ella un miedo atroz a los hombres y a la vertiente física del amor. 


Demasiado avergonzada para admitir lo que le ha sucedido, y decidida a que Khepri se merece una mujer que pueda amarle por completo, Badra se niega a casarse con él.Pronto se descubre que Khepri, que ha cabalgado con los Khamsin desde que su familia inglesa fue masacrada, es en realidad Kenneth Tristan, heredero del Duque de Caldwell. 

Con el corazón roto, incapaz de permanecer cerca de la mujer que ama y no poder tocarla, Kenneth le da la espalda a Egipto y a todo cuanto conoce. Viaja a Inglaterra para aceptar su herencia, esperando no volver a encontrarse de nuevo con Badra.

Cuando los tesoros de la excavación arqueológica de la familia de Kenneth son robados, él regresa a Egipto para atrapar al ladrón, y allí se vuelve a encontrar con Badra. Es obvio que aún se aman, e igualmente obvio que Badra no está más cerca de superar su miedo a la pasión. ¿Podrá Kenneth ayudarla a que olvide sus fantasmas del pasado?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

*Recuerda visitar nuestra BIBLIOTECA para encontrar el contenido que desees.
*No enviamos archivos por correo.
*No olvides dejarnos tu opinión sobre los libros que has leído ;)